Make your own free website on Tripod.com

Pretextos

Prólogo

Pretextos
Prólogo
El gato
Mi primer amor
Amor eterno
El de la suerte
Oración
Para toda la vida
Un milagro
Tortura
Diez minutos sin ella
Uno de tantos
Pienso en ti
Te extraño
Olvidar a Gloria
Por siempre jamás
Terca necedad
La huida
Sólo imaginaba
Preguntas tontas
Dos o tres heridas
La manifestación
La creación
Mil millas
Catarsis
Pretextos
Segundo lugar
De memoria y olvido
Entre príncipes
A veces pienso en ti
No vale la pena
Historia de fantasmas
Acorde al ritmo
Epitafio
¿Quién soy?
Identidad

Pretextos, de José Galván Rivas

Anterior

Siguiente

Ir a Voces de Nicolás Romero

josegalvan.jpg

"Desde que se inventaron los pretextos" sentencia la sabiduría popular, con palabras duras, inflexibles. O bien, "pretextos quiere la muerte", nos previene. Y pretextos hay muchos, siempre que se busca excusarse de algo.

            Este libro está hecho de pretextos, motivos que se utilizaron para escribir, por el simple gusto de hacerlo, sin pensar que alguien más los leería, pero con el firme deseo de alguna vez darse a conocer.

            Son cuentos breves, muchas veces apenas de unas líneas. Hay pocos personajes, son escasos los lugares que se describen, y las acciones se limitan a unos instantes; pero no por ello dejamos de reconocernos, de encontrar la calle en que vivimos o concentrarnos en la eternidad de un momento.

            Descubrimos un mundo cotidiano, donde los miedos y pequeñas hazañas son los mismos que vivimos día con día, pero al verlos como algo ajeno nos brindan motivos para sonreír, aunque se trate del peor de los dramas sentimentales.

            A pesar del humor, una constante son la tristeza, nostalgia y melancolía. Puede parecer, incluso, una colección de cuentos tristes, donde el mundo se niega a presentar un final feliz, porque cada momento es el principio de algo nuevo, y lo que parece el final de la historia es el inicio de una larga meditación para el lector. Hay humor, pero el recuerdo es triste.

            Los cuentos de este libro nos hablan de un mundo en el que la mayoría somos anónimos y si alguien puede recordarse es por sus hechos más que por su nombre. Se crea la luz con la única finalidad de apagarla después. Se extasía uno en ver la fuente, sin apurarse en beber el agua, ya medio muertos de sed. Y se burla cada cual de sí mismo, porque uno es la mejor víctima de nuestras risas.

            El autor, José Galván, suele llegar tarde a las citas y a todas las edades de la vida. A los dieciocho años lo consideraban una joven promesa; sin embargo, al paso de los años no acaba de ser promesa y cada día es menos joven. ¿Y qué hace para intentar remediarlo? Pretextos.

            Pudo haber nacido en San Luis Potosí o en Nuevo León, pero el azar lo hizo originario del Distrito Federal. A los pocos meses de vida llegó al estado de México, y desde los siete años de edad vive y convive en Nicolás Romero. Este municipio ha sido esencial en su formación y desarrollo. Nicolás Romero es una presencia constante en sus cuentos, aunque no se mencione, aunque la historia suceda en cualquier otro lugar, aunque los paisajes sean distintos.

            José Galván no inventa un mundo, lo construye con fragmentos ya existentes. Une pedazos, intercala recuerdos, mezcla a sus conocidos para formar un personaje y contar una historia ficticia. Dice lo que sabe, aunque muchas veces no sepa lo que dice.

            Para él, todo son pretextos. Este libro es una muestra. Pero sus pretextos vale la pena leerlos, no porque tengan una moraleja o porque sean gratificantes, ni siquiera porque pudieran ser buenos. Simplemente, porque sirven para reírnos de nosotros mismos y para olvidar por un momento la tristeza de nuestra vida.

            En los últimos años, se ha dado un incesante movimiento cultural, tanto en el estado de México como en el municipio de Nicolás Romero. El autor de este libro, a pesar de toda la actividad existente,  ha permanecido al margen. Niega rotundamente estar vinculado a cualquier movimiento pues, suele citar a Fidel Velázquez, “el que se mueve no sale en la foto”. Que otros cuenten las anécdotas, que otros intenten hacer historia, que sean otros los que pretendan adueñarse del movimiento cultural. Si algo diferencia a José Galván del reducido grupo de escritores de Nicolás Romero es la inmovilidad ante el movimiento cultural.

            Si pretextos es lo que nos faltaba para conocer y leer a uno de los escritores de Nicolás Romero, aquí están: Pretextos.

Anterior

Siguiente

Ir a Voces de Nicolás Romero

 
Pretextos de José Galván Rivas
(C) 1999, José Galván Rivas
Nicolás Romero, Estado de México